Baloncesto para Parapléjicos

El Baloncesto en silla de ruedas surgió en 1946 por ex-jugadores de Baloncesto convencional de los Estados Unidos de América, quienes tras sufrir lesiones de guerra, quisieron experimentar nuevamente un deporte atlético en condiciones de equipo.

Precisamente, en el estado de California nació la V.W.B.A. (Asociación Nacional de Baloncesto en Silla de Ruedas). Fue allí donde se disputó el primer Campeonato del Mundo, aunque fue de forma no oficial.

1969 es el año en el que los expertos sitúan esta modalidad del Baloncesto en España.
A nivel de clubes, su practica es sumamente competitiva, con la irrupción asimismo en el panorama europeo, del club del Fundosa Once, campeón en una ocasión del máximo torneo continental. En esta ocasión la selección española ha adquirido su edad madura, y sus últimas actuaciones internacionales han marcado en el mundo del deporte para discapacitados físicos.

En 1988 la iniciativa particular de un grupo de vendedores minusválidos de la Organización Nacional de Ciegos Españoles en Sevilla dio paso a la creación del “CD ONCE”, equipo de Baloncesto en silla de ruedas que muy pronto alcanzó sus primeros éxitos. Así, en la temporada 88/89 se proclamó subcampeón de la I Copa de Andalucía y se llevó el título del I trofeo Ciudad de Granada y de los Juegos Municipales de Otoño de Sevilla. Fue el año del debut en Tercera división, ganando el ascenso a Segunda sin perder un sólo partido. Es uno de los ejemplos del éxito de esta modalidad dentro del Baloncesto español.

Desde los Juegos Paralímpicos de Roma en 1960, el Baloncesto es reconocido como deporte Paralímpico.

Modalidades del Baloncesto para discapacitados

En los Juegos Paralímpicos existen dos tipos de Baloncesto:

Baloncesto en Silla de Ruedas

Baloncesto para Discapacitados Intelectuales.

El Baloncesto en silla de ruedas se juega, actualmente, en más de 75 países.

Características y reglas de juego

Se han adaptado las reglas del baloncesto en las particularidades de las sillas de ruedas, armonizando también los diversos niveles de discapacidad de los deportistas.

Los partidos se juegan en una cancha exactamente igual a la del Baloncesto Olímpico, con las mismas medidas, el mismo balón, las canastas a la misma altura y la línea de triple a la misma distancia.

Participan jugadores con discapacidades físicas, con un sistema de puntuación médica que trata de garantizar que atletas con minusvalías severas (como los parapléjicos por ejemplo) tengan sitio en los equipos.

Las reglas del Baloncesto, no varían mucho de los discapacitados a las utilizadas por los jugadores válidos.

El Baloncesto es uno de los pocos deportes, sin una clasificación específica conforme al grado de discapacidad. Aunque para los deportistas discapacitados intelectuales y auditivos, se hace necesario cumplir el criterio mínimo de discapacidad, según la clasificación médica de atletismo

Sin embargo, en el Baloncesto en Silla de ruedas, el sistema de puntuación garantiza que los deportistas con minusvalías severas, como parapléjicos, puedan participar en igualdad de condiciones. Las reglas son básicamente las mismas que el baloncesto pero se tienen en cuenta los diversos grados de minusvalía de los deportistas, aplicando una puntuación que va del 1 al 4,5 sobre cada uno de ellos en función de este nivel. En todo momento, el equipo formado por 5 jugadores en el campo no puede pasar de 14,5 puntos.

El baloncesto en silla de ruedas introduce algunas modificaciones para reflejar el uso de la silla en el juego:

Todos los equipos que compiten por encima de un nivel de uso recreativo son puntuados por un sistema de clasificación para evaluar las habilidades funcionales de los jugadores en una escala de puntos de 1 a 4,5. En los lugares donde los equipos están integrados, los atletas no discapacitados son clasificados con 4,5; un individuo con el más alto grado de discapacidad (como la paraplejía completa debajo del pecho) tendría la calificación de 1,0.

La clasificación es un reglamento internacional para jugar al baloncesto en silla de ruedas, en las competiciones restringir el número de puntos permitidos en la cancha al mismo tiempo. Sin embargo, en este momento, los atletas sólo se les permite competir a nivel internacional si tienen una discapacidad.