04May/11

Juegos de calentamiento

Cuando entrenamos a los más pequeños, categoría benjamín, alevín o iniciación al baloncesto, podemos comenzar el entrenamiento realizando el calentamiento a través de juegos, es una forma de poner a punto todo el organismo al mismo tiempo que trabajamos algún fundamento y los acercamos a este deporte de forma entretenida y dinámica.

Estos juegos que voy a comentar no son más que una adaptación de juegos de patio y de actividades de educación física adaptados al baloncesto, incluyendo el balón para trabajar el bote, el pase, la parada en un tiempo, los cambios de mano… A continuación detallo algunos de ellos:

  1. Pilla Pilla: juego de toda la vida, que ha pasado de unas generaciones a otras y que consiste en que uno se la queda y tiene que coger a alguien para librarse y que se la quede la persona a la que hemos cogido. Para adaptarlo introducimos balones. Existen varias opciones de jugar, una es que solo tenga balón el niño que se la queda y mediante el bote tenga que pillar a alguien. Otra variante es que tengan todos balones y el que se la queda tenga algún distintivo como un pañuelo.
    • Objetivos que trabajamos: Botar; Cambiar de ritmo; Cambiar de mano al botar; Mejorar la visión periférica y mejorar la resistencia.
    • Aspectos que no permitiremos en el desarrollo del juego: Correr sin botar; Dejar de botar en algún momento; Realizar acompañamiento de balón.
  2. Pillar mediante pases. Consiste en que dos jugadores se la quedan, tienen un balón y deben realizar pases para acercarse a alguno de sus compañeros y tocarles con el balón. Cuando consiguen pillar a alguien, la persona tocada acompaña a los dos que empezaron el juego, es decir se van acumulando jugadores hasta que no queda nadie.
    • Objetivos que trabajamos: Practicar los pases; Aprender a usar la estrategia; Trabajar la visión periférica; Comenzar a jugar en equipo.
    • Aspectos que no permitiremos en el desarrollo del juego: pases bombeados, correr con el balón en las manos; agarrar a los compañeros cuando no tiene el balón en las manos.
  3. Stop: Juego para trabajar principalmente la parada en un tiempo, además del bote. Antes de comenzar les daremos la consigna de cómo deben realizar la parada. Uno se la queda y tiene el balón y mediante el bote tiene que conseguir pillar a los demás, el resto cuando lo vean cerca podrán decir stop y para iniciar de nuevo el movimiento deberá pasar el compañero por debajo de las piernas u otra consigna que se nos ocurra.
    • Objetivos que trabajamos: Parar en un tiempo, botar, Manejar el balón y fomentar el compañerismo.
    • Aspectos que no permitiremos en el desarrollo del juego: Desplazarse sin botar y todos los aspectos que tengan que ver con las consignas.
[amazon box=”B002T4TQX2,B00YE36XZK,B07NZ1VRMD” grid=”3″]
28Abr/11

El Calentamiento antes del partido en categorías inferiores

El calentamiento es el periodo de tiempo, que se utiliza para realizar una serie de ejercicios que permitan poner a tono toda la musculatura de nuestro cuerpo, para lleva a cabo una actividad que exige una exigencia física, en este caso jugar el partido, momento que llevan esperando y pensando durante toda la semana.

El calentamiento previo al partido suele ser de entre 30 o 40 minutos de duración. Esto va a ir en función de la hora a la que citemos a nuestros jugadores/as y la disponibilidad de la cancha.

En ese tiempo no haremos ejercicios para desentumecer y estirar los músculos sino que realizaremos ejercicios que tengan que ver con el juego, como el tiro, el pase, entradas… por lo tanto va a estar dividido en dos partes: una primera parte física y la segunda más relacionada con la técnica del baloncesto.

Se debe comenzar con poca intensidad para ir aumentándola progresivamente y volver a unos momentos de calma antes de que se inicie el partido.

El Calentamiento Físico

Su finalidad es conseguir que cada músculo de nuestro cuerpo esté a tono para dar respuesta a las exigencias que se le presenten durante el juego. Dependiendo de la edad el calentamiento puede variar: comenzaremos con carrera continua si son infantiles o cadetes, o con algún juego que logre activar su musculatura con los más pequeños, (como por ejemplo el pilla pilla, el comecoco  o cualquier otro que se nos ocurra y cumpla con lo que queremos). Estas actividades tendrán una duración de 5 o 10 minutos, pasaremos a estirar empezando de abajo arriba, tobillos rodillas, cadera…

El Calentamiento Técnico

Esta segunda parte de ejercicios tendrá una duración de 20 a 30 minutos. Hay que tener planificado lo que vamos hacer, y sobre qué aspectos vamos a incidir. Tienen que ejercitarse acciones que se vayan a requerir durante el partido. En muchas ocasiones damos excesiva importancia a las entradas (1×0) derecha o izquierda, esto está bien si les exigimos velocidad y técnica pero a veces se produce el efecto contrario, se ejecutan despacio y tenemos a los jugadores mirando mientras esperan en la fila. Esto tiene como consecuencia la perdida de intensidad. Los aspectos que se pueden trabajar son: el pase, 2×0 finalización en entrada, 1×1; bote, tiro y tiros libres. Haremos también hincapié en los movimientos sin balón, ya que en muchos momentos del juego van a realizar más trabajo sin que con balón.

Por último vamos a hacer referencia a una serie de aspectos que se deben tener en cuenta en los calentamientos.

  • Tenemos poco tiempo, así que debemos utilizar ejercicios y actividades que le sean útiles al jugador/a.
  • Establecer ejercicios que practiquen con asiduidad durante la semana, el corto espacio de tiempo impide que podamos estar explicando la actividad.
  • Correcciones cortas, claras y sencillas y si se pueden evitar, mejor.
  • Planificar el calentamiento, debe estar establecido previamente para que haya una coherencia y no tengamos que inventar.
  • Solicitar a los jugadores/as concentración e intensidad. Desde que lleguen a la cancha deben de estar motivados en el partido. Realizar un calentamiento de forma relajada significa que vamos a comenzar a jugar de la misma manera.
24Abr/11

Tiro

El lanzamiento a canasta es una acción fundamental en este deporte, ya que el objetivo del juego es encestar canastas, cuantas más mejor, para que cuando finalice el partido tengamos unos cuantos puntos más anotados que el rival.

Un buen tirador, es aquel jugador que tiene una buena mecánica de tiro y para conseguirlo es necesario entrenar y practicar mucho para logar que la teoría sobre las que se asientan las bases del tiro nos salga de forma automática, es decir, todo lo relacionado con la colocación de las piernas, el tronco, el brazo, la mano, la muñeca y los dedos para que nuestro cerebro y cuerpo lo asimile y lo vaya interiorizando para poder llegar a ser unos buenos tiradores.

Para realizar el aprendizaje sobre los lanzamientos a canasta hay que ir de lo más simple a lo más complejo para progresar y no adquirir hábitos y manías difíciles de eliminar.

Los aspectos que debemos aprender para tener una buena técnica de tiro aparecen detallados a continuación:

 

  1. Nuestros pies, nuestras piernas y nuestro tronco deben estar mirando a la canasta. Si están mirando en otra dirección el balón no entrará.
  2. Las piernas deben estar semiflexionadas, el impulso se debe realizar desde abajo a arriba. Hay muchos jugadores que hacen más esfuerzo con los brazos que con las piernas, y aunque al comienzo del partido no puedan observarse problemas,  tiene como consecuencia que según vayan pasando los minutos, los brazos se van a ir cansando y no tendremos suficiente fuerza para impulsar el balón, lo que tendrá como provocará que disminuya nuestra eficacia y con ello baje nuestro porcentaje de tiro.
  3. Nuestro brazo estará colocado en ángulo recto y a un lado, es decir,  nunca el balón estará colocado delante de nuestros ojos porque nos restará visión. La mano la colocaremos más o menos a un lado y a la altura de la ceja. Al ejecutar el tiro nuestro brazo pasará a formar un ángulo de 180º.
  4. Nuestras manos: el balón reposará sobre la palma de nuestra mano derecha si somos diestros o sobre la izquierda si somos zurdos. La mano que queda libre acompañara formando una T con los dedos pulgares.
  5. Los dedos son los que impulsarán el balón, concretamente las yemas de los dedos del dedo índice, corazón y anular. La dirección que damos al balón, estará determinada por el dedo corazón. Este dedo y los pies son los que establecerán hacia donde tiene que dirigirse el balón.
  6. La muñeca será la que finalice la acción de tiro, será la encargada de conseguir que el balón salga suave y girando en el aire.

 

Todos estos movimientos se deberán de realizar de forma coordinada y en equilibrio. Recordad que un buen porcentaje de tiro se consigue siendo constantes en la práctica.