Una victoria que puede suponer la permanencia

Ayer ante su público no fallo el UCAM Murcia, era un partido complicado por la situación de los murcianos, que necesitaban la victoria y eso suponía salir a la cancha con cierta tensión y nervios pero supieron canalizarlo liderados por Augustine que hizo un partido perfecto.

El pivot murciano ha sido una pieza clave en muchos momentos de la temporada pero ayer se echo el equipo a la espalda y jugo un partido perfecto. No solo logro la mejor valoración hasta el momento como jugador ACB, que logro un 35 sino que no fallo en nada de lo que hizo, encesto 16 puntos con una eficacia en el lanzamiento de 8/8 en tiro de dos puntos, 2 asistencias, 10 rebotes, 3 tapones y 4 recuperaciones. Esta actuación esta reservada a unos pocos de hecho hay que ir mucho tiempo atrás, hasta el 2001 cuando Hopkins consiguió un 42 de valoración y como Augustine tampoco fallo nada.

El jugador intenta relativizar su actuación dando mérito al resto de integrantes del equipo:  mis compañeros me hicieron grandes pases y me ayudaron a encontrar mi sitio. Tuve una buena noche, delante de mi afición, y nos lo hemos pasado muy bien”.

El primer cuarto del partido se notó que los murcianos se jugaban mucho durante el partido salieron más motivados y centrados que los del Manresa, de hecho les endosaron un parcial de 7-2 en los primeros minutos, con un Udoka asumiendo el rol de líder anotador. El segundo cuarto se redujo la distancia en el marcador, ambos equipos tenían problemas en ataque, no encontraban buenas posiciones de tiro. El marcador antes de ir al descanso era de 36-35, el partido en ese momento estaba muy abierto.

El tercer cuarto fue para el UCAM jugo muy bien al contraataque lo que hizo marcar una parcial de 16-6 lo que hacía que los granas se fueran en el marcador 52-41. El entrenador del Manresa intentó frenar la oleada murciana parando el partido con un tiempo muerto, pero no sirvió de mucho porque ademas de Udoka y Augustine que estaban haciendo un excelente partido el base Douby también se sumo e hizo que se fueran en el marcador 63-46. Quedaba el último cuarto pero parecía complicado que los manresanos reaccionaran.

El último cuarto fue un poco más relajado, los murcianos no salieron con la misma intensidad que en el tercer cuarto pero no supuso un problema porque en ningún momento el equipo de Manresa hizo intento de acercarse en el marcador. Al final el marcador fue de 78-60.

Falta un partido por jugarse el del Blancos de Rueda y el Asefa Estudiantes, los de Valladolid intentarán ganar para arrebatar al equipo madrileño la penúltima plaza, algo que estaría muy bien para los intereses murcianos.

 

<iframe width=”420″ height=”315″ src=”http://www.youtube.com/embed/TfXUHL5EGmA” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>