Tag Archives: baloncesto

13Oct/14

El baloncesto en el cine

A lo largo de los años hemos podido ver como el deporte era uno de los de los recursos y temas favoritos de todos los que se utilizan en el cine. Tanto es así, que no es extraño ver la práctica de algun deporte en nuestras películas favoritas, y aunque a veces se practica deporte como una trama secundaria, otras veces el deporte se convierte en el verdadero protagonista de la película. Por eso hoy veremos algunos casos de las películas más famosas que han utilizado el deporte en su trama principal, concretamente, las películas basadas en el baloncesto.

A principios de los 90 llegaba a los cines White Men Can`t jump (el hombre blanco no puede saltar), protagonizada en 1992 por Wesley Snipes  y Woody Harrelson. Esta comedia trata sobre dos jugadores de baloncesto callejero que consiguieron convertirse en una pareja imbatible gracias a su gran juego y dominio del baloncesto.

Continue reading

21Abr/14

“La niña del gancho”, una leyenda del básquet femenino

Esa era su especialidad, el gancho, y lo hacía con destreza y elegancia; por eso a Encarnación Hernández se le conocía como “la niña del gancho”. Así la llamaban en los seis equipos en que jugó. Hoy a sus 97 años, y retirada de las canchas desde hace 60, sigue viviendo con la misma pasión su deporte predilecto.

Esta murciana de nacimiento (nació en Lorca, en 1917) pasó gran parte de su niñez y su vida en Barcelona, ya que se trasladó a la ciudad condal con su familia cuando apenas tenía 10 años de edad. Comenzó a jugar a los 13 años, en una época donde este deporte aún no se había terminado de afianzar.

Continue reading

14Abr/14

De cómo el baloncesto llegó a ser olímpico

Hoy en día, cuando se habla de las Olimpiadas todo el mundo tiene en la cabeza algunos deportes como principales. Atletismo, natación, gimnasia… y, por supuesto, el baloncesto figuran siempre como uno de los platos fuertes de las competiciones.

Sin embargo, eso no ha sido siempre así. El baloncesto, como tantos otros deportes, se ha incluido en la cumbre de los deportes internacionales a partir del primer tercio del siglo XX; aunque sí que es cierto que desde ese momento ha figurado de manera ininterrumpida entre los deportes olímpicos más celebrados.

Continue reading

07Abr/14

El baloncesto de nuestra infancia

La mayoría de niños son de jugar al fútbol, de vestir camisetas de Cristiano o de Messi y de comprar balones oficiales de la selección. Pero hay una minoría que hemos crecido en las canchas de baloncesto de nuestros polideportivos comarcales, que hemos rechazado cualquier otro deporte y que cada tarde, sin falta, nos hemos reunido para echar unas canastas.

De todo tipo había en los equipos, personas que sabían del tema, que jugaban con faltas e incluso que eran lo suficientemente altos para acertar algún que otro mate. Otros que sabían que no podían tocar el balón con los pies y que ese aro sirve para colar esa pelota, y punto. Pero al final todos se juntaban con todos para echar un divertido 3×3 a media pista.

Continue reading

31Mar/14

El baloncesto español, un deporte en auge

El deporte es una de las mayores pasiones de gran parte de la población, sobre todo a la hora de verlo por televisión. Tal vez, la mayoría de esas personas que dedican gran parte de su tiempo en ver y disfrutar del deporte lo hagan sobre todo con el fútbol, conocido por ser el “deporte rey”.

Durante mucho tiempo el fútbol ha sido el único deporte en las retransmisiones deportivas en televisión. Sin embargo, por fin esta tendencia está cambiando y se ha dado paso a otros deportes, entre los que destaca el baloncesto.

Continue reading

21May/13

Una gran historia

Después de que la selección española de Baloncesto ganara en los Juegos  Olímpicos de Los Angeles en 1984 una medalla de plata, Juan Valverde creó y llevó como nombre “Agrupación deportiva Juver“, y llegaron a la élite, donde nunca pensaron llegar. Juan Valverde fue el presidente que más ha llegado a durar en un club de baloncesto, ni más ni menos, que 19 años ha durado en este club que el mismo fundó.  

Y la historia comienza así:

La historia como os digo comienza en 1985 todavía con la ilusión de haber ganado España una medalla de plata en baloncesto. Empezó en la temporada 85-86 y para la siguiente temporada ya estaba en Primera B como “Agrupación deportiva Juver Basket“, donde estuvo 4 años seguidos. El equipo tenía contratado a Randy Owens que junto a un nuevo entrenador, Felipe Coello, llevarían al equipo a un éxito asegurado.  

La subida del equipo a la ACB

En los play-offs de la temporada 8990 logró el equipo su ascenso a la ACB después de ganar al Obradoiro. En la temporada 90-91 se estrena en esta nueva etapa del club con el nombre de CB Juver Murcia, y estuvo 6 años en esta categoría con un gran éxito por parte de este club.

Es en la temporada 93-94 en la que no tienen patrocinador y crearon un vestuario de equipo de color rojo con un anagrama que en el año 94 consideraron como el mas vanguardista y original de la ACB, este logo-escudo estaría presente hasta el año 2008/2009.

Se trasladan dado su gran éxito, al “Pabellón de los deportes” con un aforo de mas de 7500 personas y con excelentes instalaciones

En los mediados de la década de los 90 hubieron descensos como ascensos de nuevo a la ACB, pero en la temporada 97-98, la plantilla contaba con John Smith, Xavi Sanchez, Edu Sanchez, y contaban con Coello como entrenador, se proclamaron campeones de la LEB, ganándose el regreso a la ACB, y pasarian a llamarse CB Murcia Artel.

Los posteriores años cambiaría varias veces de nombre pasando por “Recreativos Orones CB Murcia” en el año 98-99 y en el 1999-2000 con el nombre de “CB Murcia“, pasaría por otro cambio de nombre en el año 2000-2001 al nombre de “CB Etosa” y posteriormente “Etosa Murcia“, nombre el cual mantuvo durante las dos temporadas siguientes.

En la temporada 2002-2003 el equipo se proclama campeón de LEB con Felipe Coello de entrenador y jugadores como Antonio Reynolds, Xavi Sanchez y Stacey entre los más importantes de la temporada en la que volvió el equipo a la ACB.

Es en el año 2003-2004 cuando el equipo consigue patrocinador que será el Polaris World, pero en esta temporada y aun con patrocinador el equipo desciende de nuevo.

En la temporada 2004-2005, la constructora coge todos los derechos del club de Valverde, pasándose a llamar “Polaris World CB Murcia” y presidida por Salvador Hernández León… y Manel Comas en el banquillo, hay por lo visto cambio de entrenador en el equipo, también tienen a Miguel Angel Martín en el equipo, aunque es a mediados de temporada cuando Manolo Hussein toma las riendas.

Y es en la temporada 2006-2007 cuando cogen al ala-pivot Marcus Fizer, de los Chicago Bulls, convirtiéndose este en la estrella del club.

Es en la temporada 2009-2010 comienza el club con muchos problemas, como la gestión del club y la confección de la plantilla. Con un nuevo entrenador,Moncho Fernandez, que en mitad de esa temporada dejará el puesto a Edu Torres, pero el equipo baja a LEB de nuevo.

UCAM Murcia: una nueva temporada

Luis Guil es el nuevo entrenador que llevará de nuevo al equipo a la ACB en la temporada 2010-2011.

En esta nueva etapa del ahora ya llamado UCAM Murcia, en la temporada 2011-2012 siguiendo con el mismo entrenador Luis Guil y patrocinado por su propio equipo, este nuevo y mejorado UCAM Murcia va a llevar al equipo a las mejores posiciones en las ligas europeas.  

En esta ultima temporada 2012-2013 con Oscar Quintana en el equipo  y con nuevas promesas como son Matt Gattens, Joe Ragland, Jose Angel Antelo llevarán de nuevo la emoción al equipo junto con el conocido Berni Rodriguez por estar en la Selección Española. Sigamos le al equipo, seguro este año van hacer una gran historia.

14Mar/13

¿Por qué me quedo con el baloncesto?

Recuerdo un chiste muy viejo (y muy malo) en el que un amigo le decía a otro: “Chico, es que somos tontos”. El otro, ofendido, reponía: “¡Oye, oye!, no pluralices”; a lo que primero contestaba: “Vale: eres tonto”. Que, ¿a qué viene tan vetusto y escaso de gracia chascarrillo? Pues a que somos tontos.

Vamos a ver: pagamos una verdadera fortuna para ir a ver un partido de fútbol de élite. Hasta aquí, bien: que cada uno haga lo que quiera con sus capitales, así tenga que acabar el mes comiendo chopped con pan duro. Pero es que, encima, presumimos de ello.

Tras desembolsar una cantidad de dinero que, en muchos casos, nos permitiría ver media docena de partidos de baloncesto –no hablo ya de otros deportes cuya localidad cuesta aún menos-, nos sentamos, incómodos, a ver a once multimillonarios, digamos que jugar, contra otros once.

Cuidado: antes de seguir adelante, he de aclarar que hablo de mis gustos personales, tan discutibles como los que más.

Pasiones en una balanza

El caso es que, tras abonar la localidad en un estado de fútbol, nos sentamos a la intemperie a ver como veintidós señores juguetean (en muchos casos si jugaran, no se ganarían estas críticas), aunque con unas fenomenales condiciones técnicas, sin demasiada pasión. Porque esa es otra: los clubes de fútbol son unas empresas tan descomunales que las responsabilidades quedan diluidas. Y con ellas, ya se sabe, las ganas de trabajar más de lo imprescindible.

Veamos ahora con lo que se encuentra un aficionado que acude animar a su equipo de la Liga Endesa. Digamos que va a ver al UCAM Murcia, por o irnos muy lejos. Éste paga su entrada –como ya hemos dicho, mucho más barata- y se sienta igual de incómodo que el “futbolero”, sólo que a cubierto.

El basket español mueve mucho menos dinero, de modo que, sientan o no los colores -no me imagino a un coreano enamorado del granate pimentonero-, han de trabajar por el bien del club que, si no ingresa el dinero que ellos producen dando espectáculo, no podrá pagarles. Además, una cancha ofrece menos posibilidades de “esconderse” que un campo de fútbol.

Un punto en común y una comparación que no se sostiene

Pero he de reconocer que tanto baloncesto como fútbol tienen un componente en común –aparte de lo incómodo de los asientos-, que es la pasión que despiertan en el aficionado. Sólo que la pasión por la canasta suele ser –aunque siempre haya imbéciles- más sana: donde hay menos comercio, hay menos corrupción. Donde hay menos corrupción, hay más respeto.

Es por eso: por el respeto al rival, porque, hechas las salvedades correspondientes, me puedo ir de cañas con un hincha del equipo contrario igual que me iba con mis rivales cundo jugaba, que me quedo con el baloncesto. En mi caso, hacerlo de otro modo sería de tontos. Y ya ves que no pluralizo.