Tag Archives: baloncesto

27Feb/13

Moda o prevención

Está claro que la moda está en todas partes. Ya hemos visto como las camisas de equipos, de jugadores o de estética de baloncesto salen fuera de las canchas. Hemos visto como Gasol llenaba las gradas de gente imitando su barba. Pero lo que nos faltaba por ver es como cada vez más son los  Kobe y Wade que se animan a llevar coderas de brazo entero. ¿De verdad protege o simplemente es estética?

Está claro que para prevenir resentimientos y futura lesiones hay que calentar antes de cualquier actividad física. Y que en el caso de que nos lastimemos o queramos reforzar nuestros puntos bajos, utilizar mayas localizadas, como lo son las tobilleras, muñequeras o coderas.

Las basketball sleeves

La polémica empezó cuando, popularizadas por Allen Iverson al principio del 2000, las llamadas “Basketball sleeves” (mangas de baloncesto) empiezan a ser utilizadas por los demás jugadores. Supuestamente para protegerse de ciertas lesiones en sus brazos. De hecho, el propio Iverson sufría una lesión crónica en su codo, de ahí que la utilizara.

Están creadas en su mayoría de nylon, y deben su eficacia en que mantienen el brazo apretado. Pero muchos son los que creen que su efecto es placebo, lo mismo que pasaba con otros productos como las pulseras magnéticas Power Balance. Y como ellas, ya son muchos los jugadores que se han apuntado a utilizarlas, profesionales y aficionado. Como ya vimos en los juegos olímpicos de Londres, el pasado 2012.

Varianciones

Tanto que incluso las antiguas coderas también se han alargado, adaptándose a la forma de manga de las Seleeves.  Atribuyéndoles fama de que favorecen el mejor tiro para los jugadores, ya que mantienen el musculo siempre caliente, lo que hace que se estiren o dilaten más sus fibrosos brazos.

También tienen muchos incrédulos que razonan que lo único que hacen estas mangas es dar una imagen estética a los jugadores. Incluso que muchos las utilizan para tapar tatuajes de sus pasados pandilleros.

Otros complementos polémicos

Ya hemos hablado de las famosas pulseras balance, las cuales se reconoció que no equilibraban el cuerpo. Pues bien, hace unos años pudimos ver como Derrick Rose llevaba en sus tobillos unas cintas, que nadie sabía bien qué eran y que terminaron siendo unas tobilleras un poco aparatosas, pero que le hacían proteger sus articulaciones de lesiones.

No se ha demostrado que estos dos productos de baloncesto sean beneficiosos, estéticos o simplemente un fraude. Lo que sí es comprobable es que podemos obsevar estas tendencias ya en cualquier cancha.

20Feb/13

Basket Bronx: un guiño a nuestra infancia

Hace una semana me encontré a un amigo, el cual conocí hace ya casi 20 años. Cuando ambos jugábamos al más primitivo baloncesto. Siendo sólo unos niños. Él era claramente mejor que yo, llegando a jugar en el equipo provincial. Yo lo terminé dejando y decidiendo que mi sitio estaba en las gradas animando.

Tras alejaros, recordé mis sueños de convertirme en Magic Johnson. En mi póster de Angulo y su autógrafo en una servilleta… ¡qué momento aquél!. De mis sueños de ser un gran jugador y el daño que hacían las películas de mediodía en el que un chico como yo conseguía encestar en el ultimo minuto. Y recordé este cortometraje: BASKET BRONX.

 Alex y su sueño

Alex es un chico afroamericano solitario. Todos los días coge su pelota de baloncesto y sueña en la cancha con llegar a ser un gran jugador de baloncesto. Cuando la realidad es que sufre una leve cojera. Es bajo y desgarbado y, lo mas importante, es incapaz de encestar el esférico en la canasta.

Aun así, es constante e insiste día tras día. Con la misma asiduidad que los matones del barrio. Gente mayor que él que se creen los reyes de la pista y con exclusividad para ella. Que no dudan en humillar y malograr al personaje una y otra vez. Haciéndole siempre abandonar el lugar.

 Otro niño y sus otros sueños

Este niño es Martín Rosete, el director del corto. Un enamorado del baloncesto desde su más  tierna infancia. Que decidió dar el salto al nuevo continente, gracias a una beca de La Caixa, para estudiar un Master de Cine en Nueva York. Cuando tuvo la oportunidad de rodar, en este caso en 35mm, pensó que seria un buen momento en unir sus dos pasiones : cine y basket.

Y por lo que parece, fue un buen trabajo. Rodado en el 2009, el propio autor reconoce todas las alegrías que le ha proporcionado su mini film. Ya que gracias a la calidad del proyecto después de rodarlo, ha tenido la oportunidad de embarcarse del corto al largometraje.

Historias de superación

Al terminar la historia, uno no puede evitar sentirse como Alex. Recordar a ese niño que lo intentó y consiguió lo más importante : Tener fe en sí mismo. La suficiente confianza como para realmente creernos nuestros propios ídolos. Éramos niños, podíamos hacer todo, ¿por qué renunciamos a esos sueños?

 

13Feb/13

Las peñas: más allá del pabellón

Hablar sólo de las peñas que siguen y apoyan al UCAM Murcia, al menos en este primer artículo, sería un tanto reduccionista, de modo que lo dejaremos para más adelante. Por ahora, vamos a hablar de las peñas, pero en general.

Y para hablar de las peñas en general, paradójicamente, vamos a centrarnos en una experiencia personal, pero de un equipo que no tiene nada que ver con los universitarios. Salvo que proviene de una ciudad universitaria. Por lo demás, nada en común.

Empezamos marcando las diferencias diciendo que el equipo del que hablamos, el Perfumerías Avenida, milita en la liga femenina. Eso sí, en la élite desde hace ya una buena cantidad de años, despertando el orgullo y la pasión de los salmantinos, por encima de su majestad el fútbol en muchas ocasiones.

“La Ranita”: locura azul

Pues bien, éste que escribe –o lo intenta-, trabajando como cámara en una televisión local, tuvo la suerte de vivir un partido en la parte de la grada que la peña “La Ranita” ocupa en el pabellón municipal de Würzburg, y de entender en parte esa pasión que demuestran las peñas.

Ya antes del partido, los miembros de la agrupación se reúnen en determinados lugares (de acuerdo: en un bar a tomarse una cerveza). Luego, luciendo el color de su equipo, que les ha valido el sobrenombre de “Marea Azul” toman las calles en dirección al lugar del encuentro, animando ya desde antes de entrar.

Un ambiente delicioso

Ya sentados, el ambiente de charlas y bromas entre unos y otros, las opiniones sobre si el rival es fuerte o débil, sobre el estado de forma de tal con cual jugadora… hacen que la espera se haga más corta de lo que marca el reloj.

Comienza el partido. Como esa es la parte en la que se nos hace más evidente la peña y su actividad, apenas sí vamos a mencionar los gritos, los cánticos, el tratar de transmitir aliento con la voz y los gestos a unas jugadoras a las que conocen, en muchos casos, personalmente.

Más allá del partido, más allá del deporte

Pero la peña no se disuelve después del encuentro, ni después del día del partido. Sigue siendo un grupo de amigos unidos por una pasión común: el baloncesto (los colores, a veces, son lo de menos), que desarrollan además todo tipo de actividades, deportivas, solidarias, de ocio…

La idea es que las peñas, aun orgullosas de unos colores a los que apoyan, vayan más allá del pabellón y, aunque tiñan todo lo que hacen, desarrollen actos para los que el deporte, el baloncesto es una mera excusa. Pero ya hablaremos de ello cuando tratemos de las del equipo murciano.

22Jun/11

Trabajo de grupo

El baloncesto es un deporte colectivo, donde todos los integrantes del grupo son importantes, del primero al último, cada uno de ellos desempeña un rol dentro del equipo y es necesario que esas funciones de equipo que realiza cada uno estén cohesionadas, y no se superpongan unas con otras, ni desaparezcan por la presión del grupo y tampoco que cada jugador sea una isla dentro del grupo. Es labor del entrenador, desarrollar las potencialidades de cada uno y que se complementen con el grupo y al final ese grupo se convierta en una unidad. Todo el que ha entrenado un equipo en categorías inferiores ha tenido un jugador que destacaba sobre los demás y se eregía como líder, y también hemos tenido a un jugador/a introvertido/a que se aislaba un poco del resto del grupo, o el gracioso que siempre pone la nota divertida a los entrenamientos… Todos independientemente de la función que realicen son importantes y debemos darles el valor que se merecen. La cohesión y el trabajo en equipo también se pueden trabjar durante los entrenamientos con ejercicios específicos para ello, aquí vamos a dar algunos ejemplos.

Llevar el balón en parejas con diferentes partes del cuerpo. Para este ejercicio se necesita coordinación, saber escuchar los ritmos del otro y comunicación… Se puede establecer que deben tranportar el balón de un lado a otro de la cancha por parejas sujetándolo con la frente, con la espalda, el tórax…

Variante 1 Añadir dos balones y tienen que llevarlo con las palmas de las manos, los dedos deben apuntar hacia arriba y no vale agarrar el balón.

Variante 2 Hacer grupos de 4 jugadores y deben transportar el balón solo con dos dedos cada jugador sin que se les caíga.

Globo en el aíre. Todos los jugadores botando el balón primero con la mano hábil y luego con la no hábil, mientrás deben mantener un globo en el aire, todos los jugadores deben de participar para mantenerlo en el aire sin agarrarlo. Si les resulta muy fácil se puede incluir otro globo. En este ejercicio deben de trabajar la comunicación, la escucha, la estrategia, el respeto de turnos…

Con los ojos vendados. Se escoge a un jugador/a que tendrá los ojos cerrados, se lo taparemos con un pañuelo para que no haga trampas. Al resto se le asignará un número a cada uno, no podrá comentarlo con nadie. Durante el ejercicio deben de estar todos en silencio. La persona que tiene los ojos cerrados, debe colocarles en orden, para ello deberán utilizar un forma de comunicarse que no se la voz ( por ejemplo escribiendo con el dedo en la palma de la mano). Los objetivos que se traban es la comunicación, la comprensión, el respeto y la unidad.

20Jun/11

La mecánica del arbitraje

Cuando hablamos de la mecánica del arbitraje nos estamos referiendo a las herramientas que tieen el árbitro a su disposición para hacer un buen partido. Estas herramientas son el conjunto de normas que vienen establecidas en el reglamento. Para establecer si se infrigen esas normas y actuar, el árbitro debe esta bien situado, señalizar correctamente y colaborar con el resto de sus compañeros, que son los árbitros y los oficiales de mesa.

La mecánica del arbitraje ha ido evolucionando a lo largo de los años igual que lo ha hecho el juego. Cuando se invento este deporte, el juego era  muy básico, no existiendo a penas contacto, y el arbitraje correpondía a una sola persona, hoy en día ha evolucionado el juego siendo un deporte de contacto donde el límite es una línea muy fina de lo que es permisible y lo que no y por eso en los partidos de la NBA y de nuestra liga nacional ACB se pueden ver a tres personas realizando la difícil tarea de arbitrar.

En las categorías inferiores normalmente se realiza un arbitraje de dos personas. Uno es el principal y el otro es auxiliar. Al árbitro principal le corresponde controlar los ánimos y tomar las decisiones más controvertidas, normalmente este rol, le toca al árbitro con más experiencia o que más categoría tiene. En lo que se refiere a la señalización de las infracciones ambos tienen las misma autoridad.

La mecánica del arbitraje doble la podemos ver desarrollada dentro del manual FIBA, donde se explican responsabilidades, posiciones, señalizaciones…

La colocación es importante, y en función de dónde se coloque el árbitro va a tener un nombre u otro, el que esta sobre la línea de fondo se llama de cabeza y el que esta en la prolongación del tiro libre hacia el medio campo se llama árbitro de cola. La colocación es fundamental porque de eso depende la buena observación de las acciones, una mala colocación supone un alto porcentaje de errores.

Se trata de que ambos árbitros, se coloquen en diagonal, para tener un campo de visión entre los dos, que aglutine el mayor número de jugadores. Visto desde arriba es como si estuvieran dentro de una especie de rectángulo, lo que hace que cada un mire diferentes zonas, salvo excepciones, los dos no miraran el balón a la vez. Cada una de las dos medias canchas se diferencia en seis zonas de influencia y cada uno tiene que saber en cada momento hacia donde tiene que mirar.

12Jun/11

Categoría Pre-mini

Esta categoría aglutina a niños y niñas de 3º y 4º de primaria, es decir, aquellos que tienen 8 y 9 años. Normalmente son chavales que se han iniciado en el deporte a través de la escuela deportiva y después de dos años, se han decantado por el baloncesto.

Vamos a establecer algunos de los aspectos relativos a esta categoría.

Características de los jugadores/as:

  • Las diferencias entre los niños/as a esta edad son bastante grandes de unos a otros, ya que no todos evolucionan igual a nivel de coordinación, flexibilidad, control corporal… No hay que desesperar porque poco a poco irán madurando y mejorarán esos aspectos. Un ejemplo de esto, es el típico niño/a bajo que esta por debajo de la media del equipo en altura, seguramente según vayan pasando los años terminará siendo él más grande. Con esto quiero decir que hay que respetar los ritmos de nuestros jugadores porque todo llega.
  • Siempre hay un líder en el equipo, que normalmente es el que mejor maneja el balón y todos sus compañeros le tiene en cuenta para jugar y para fijarse en él.
  • A nivel personal podemos destacar que en esta etapa, los niños/as son egocéntricos y no admiten errores. Son egocéntricos porque quieren el balón y todas las acciones que realizan son para lograr su beneficio, es decir, tener el balón, tirar a canasta… y no admiten errores, con esto me refiero a que tenderán a culpabilizar a otro compañero/a, normalmente al “débil” al niño que de momento le cuesta manejarse con el balón, recibirlo…
  • Los entrenamientos irán a días, habrá entrenamientos en los cuales no les costará centrarse, estarán motivados, el esfuerzo de explicar y plantear ejercicios y juegos será mínimo porque estarán dispuestos a todo lo que les digamos, pero habrá otros días donde todo será un desastre, no lograremos que entren en la dinámica, se pelaran por todo, se pasarán el tiempo hablando… Hay que entender que los niños/as son eso, niños/as y tienen días mejores que otros.

 Técnica a trabajar durante los entrenamientos.

  • Dribling de protección y en velocidad.
  • Cambios de mano.
  • Entradas por la derecha y por la izquierda.
  • Pases de pecho y picados.
  • Parada en un tiempo con balón y sin balón.
  • Recepción del balón.
  • Inicio a la técnica de tiro.
  • Inicio a la posición defensiva.
  • Inicio al contraataque.

Estos aspectos son los más importantes y podemos añadir más, pero estos son los que tienen que tener asimilados antes de pasar a la categoría alevín. Sobre todo, lo más importante es trabajar el dribling y el pase. Los aspectos sobre el bote que hay que tener en cuenta en esta categoría es que no dejen de botar sin saber que van a hacer con el balón y cuando reciban un pase no deben botar inmediatamente.

08May/11

La metodología en los entrenamientos de Baloncesto

Al inicio de temporada es necesario establecer una planificación anual de los objetivos que queremos conseguir para ese año, siempre teniendo en cuenta, las características del equipo y también observando si es o no un equipo de iniciación. Si no lo es se mirarán  los aspectos que se hayan trabajado en años anteriores y su grado de consecución, teniendo muy presente qué aspectos se deben mejorar durante la temporada y qué elementos nuevos vamos a introducir ese año.

Una vez establecida la planificación anual con las metas a conseguir nos podemos poner a programar los entrenamientos semanales, que tendrán también objetivos establecidos y serán mucho más operativos que en la planificación anual.

Al elaborar un entrenamiento, debemos pensar cuales son las actividades más adecuadas a la categoría o nivel donde se encuentran nuestros jugadores. Lógicamente si el nivel de dificultad es muy alto, y ven que comenten errores continuamente y que no consiguen mejorar tendremos como consecuencia jugadores frustrados, y al contrario si establecemos actividades muy sencillas nuestros jugadores no tendrán ningún estímulo motivador para mejorar y terminaremos por lograr que se nos desmotiven; por lo tanto deberemos pensar actividades idóneas al momento en que se encuentra nuestro equipo a nivel evolutivo.

Una vez establecida la tarea idónea a llevar a cabo en nuestro entrenamiento, tendremos que elegir qué forma es la más adecuada. Existen dos, por un lado tenemos el modelo analítico que se refiere a que vamos a dividir en partes la totalidad y trabajaremos cada una de ellas por separado para lograr la globalidad. Por otro lado lo podemos desarrollar a través del modelo global que se refiere a que la actividad se va a trabajar como un todo. Ambas son igual de válidas dependerá de lo que queramos conseguir, aunque a la hora de tomar una decisión debemos ser flexibles decantándonos por una u otra o buscar una opción intermedia, la toma de decisiones siempre se establecerá en función del objetivo.

Una vez elegido  el modelo que vamos a utilizar en nuestro entrenamiento, debemos tener claro antes empezar sobre qué aspectos vamos hacer hincapié, es necesario realizar las correcciones según vayan transcurriendo las acciones de nuestros jugadores. El aprendizaje debe ser progresivo con lo cual no corregiremos todo a la vez sino determinados aspectos para que se vayan asimilando y al final poder conseguir una buena ejecución, de la técnica individual, la táctica o la estrategia. Un ejemplo para poder ver más claramente el aprendizaje progresivo, es el entrenamiento de un equipo benjamín y debemos enseñarle a botar, esta técnica individual puede ser todo los compleja que deseemos, un bote adecuado es aquel que se realiza por debajo de la cintura, al lado de los pies, utilizando suavemente las yemas de los dedos, mirando al frente… por lo que debemos establecer qué es lo prioritario que vamos a corregir y trabajar. Bajo mi punto de vista daría prioridad a botar al lado de los pies y no delante, cuando vayan interiorizando este aspecto iremos añadiendo el resto de los elementos hasta conseguir un bote adecuado.

04May/11

Juegos de calentamiento

Cuando entrenamos a los más pequeños, categoría benjamín, alevín o iniciación al baloncesto, podemos comenzar el entrenamiento realizando el calentamiento a través de juegos, es una forma de poner a punto todo el organismo al mismo tiempo que trabajamos algún fundamento y los acercamos a este deporte de forma entretenida y dinámica.

Estos juegos que voy a comentar no son más que una adaptación de juegos de patio y de actividades de educación física adaptados al baloncesto, incluyendo el balón para trabajar el bote, el pase, la parada en un tiempo, los cambios de mano… A continuación detallo algunos de ellos:

  1. Pilla Pilla: juego de toda la vida, que ha pasado de unas generaciones a otras y que consiste en que uno se la queda y tiene que coger a alguien para librarse y que se la quede la persona a la que hemos cogido. Para adaptarlo introducimos balones. Existen varias opciones de jugar, una es que solo tenga balón el niño que se la queda y mediante el bote tenga que pillar a alguien. Otra variante es que tengan todos balones y el que se la queda tenga algún distintivo como un pañuelo.
    • Objetivos que trabajamos: Botar; Cambiar de ritmo; Cambiar de mano al botar; Mejorar la visión periférica y mejorar la resistencia.
    • Aspectos que no permitiremos en el desarrollo del juego: Correr sin botar; Dejar de botar en algún momento; Realizar acompañamiento de balón.
  2. Pillar mediante pases. Consiste en que dos jugadores se la quedan, tienen un balón y deben realizar pases para acercarse a alguno de sus compañeros y tocarles con el balón. Cuando consiguen pillar a alguien, la persona tocada acompaña a los dos que empezaron el juego, es decir se van acumulando jugadores hasta que no queda nadie.
    • Objetivos que trabajamos: Practicar los pases; Aprender a usar la estrategia; Trabajar la visión periférica; Comenzar a jugar en equipo.
    • Aspectos que no permitiremos en el desarrollo del juego: pases bombeados, correr con el balón en las manos; agarrar a los compañeros cuando no tiene el balón en las manos.
  3. Stop: Juego para trabajar principalmente la parada en un tiempo, además del bote. Antes de comenzar les daremos la consigna de cómo deben realizar la parada. Uno se la queda y tiene el balón y mediante el bote tiene que conseguir pillar a los demás, el resto cuando lo vean cerca podrán decir stop y para iniciar de nuevo el movimiento deberá pasar el compañero por debajo de las piernas u otra consigna que se nos ocurra.
    • Objetivos que trabajamos: Parar en un tiempo, botar, Manejar el balón y fomentar el compañerismo.
    • Aspectos que no permitiremos en el desarrollo del juego: Desplazarse sin botar y todos los aspectos que tengan que ver con las consignas.